Contaban que en la parroquia de Santa Fe "solo volaban las brujas porque tenían un pacto con el diablo", estas eran mujeres que acudían al cementerio a la media noche y el demonio les daba de comer carne de muerto fresco, para que adquirieran los poderes de brujería y pudieran volar varias horas continuas, incluso hasta otros continentes. Pero si alguien se atrevía a hacerlas caer al estar en pleno vuelo, no eran ellas las que caían sino el diablo, y su alma quedaría condenada para siempre. Sin embargo, para que cayeran las brujas uno de los secretos estaba en tomar un sombrero negro adornado con alfileres en forma de cruz.

Así lo hizo un joven que vio volar a una bruja en noche de luna llena. Lanzó el sombrero sobre ella, y esta cayó estripitosamente al suelo, al levantarse un pocvo atontada por el golpe y muy disgustada, quiso vengarse inmediatamente..., pero la pobre bruja no pudo, porque quedó coja y nunca más pudo volar.

 

 

Leyendas y tradiciones de Guaranda, Historia y Cultura I. Concejo Municipal de Guaranda, 1998

 
Portada:
 
 
 
 
 

Visitas

002754748
Today
Yesterday
This Week
Last Week
This Month
Last Month
All days
601
1194
8310
2738159
4511
42168
2754748

Your IP: 3.235.186.94
2023-02-04 13:01

Contáctanos

  • homeLa autora Dorys Rueda, 13 de Febrero del 2013.
  • mailelmundodelareflexion@gmail.com
  • mapOtavalo, Ecuador, 1961.

Siguenos en