LEYENDAS Y CUENTOS DE LAS COMUNIDADES INDÍGENAS  
 
Mauricio Tualombo
Escuela Bartolomé de las Casas (Tercer nivel)
Comunidad: Gradas

 

Había una mujer soltera que tenía un hijo ocioso que no le gustaba trabajar y como no tenía qué comer nada, empezó a robar huevos, gallinas, chanchos y borregos de los vecinos, todo lo que robaba le indicaba a su mamá, diciendo "yo encuentro en el camino". La mamá le decía: "Así traerá nomás hijito para comer y vender, así podremos vivir tranquilos". Cuando el niño se hizo joven empezó a robar ganados y caballos.

Una noche de luna entró a un corral para robar las mulas, los perros ladraban, los dueños sintieron y se levantaron y alcanzaron  a ver al ladrón. Justo estaba sacando las mulas del corral. Le cogieron y le llevaron amarrados las manos  a un lugar llamado Hoguera, en donde se reunieron todas las gentes. En ese momento,  llegó la mamá llorando, el hijo vio a su mamá y le dijo: "Tú eres la culpable nunca me decías que era malo robar, hoy no quiero que esté a mi lado, anda a la casa, ya no hay remedio".

 

 

Leyendas y tradiciones de Guaranda, Historia y Cultura I. Concejo Municipal de Guaranda, 1998

 
 
 
Portada:
 
 
 
 
 

Visitas

003379373
Today
Yesterday
This Week
Last Week
This Month
Last Month
All days
4867
3258
18464
3343550
46761
60816
3379373

Your IP: 35.174.62.162
2024-04-19 23:15

Contáctanos

  • homeLa autora Dorys Rueda, 13 de Febrero del 2013.
  • mailelmundodelareflexion@gmail.com
  • mapOtavalo, Ecuador, 1961.

Siguenos en