Fuente oral: Angelita Rodríguez Hidalgo
Recopilación: Dorys Rueda
                                 Otavalo, 1980
 
 

Los padres, cuando sus pequeños hijos habían hecho alguna travesura, no comían, no dormían a tiempo o se portaban mal, se valían de dos

Era frecuente, entonces, escucharlos mencionar al "duende", que se presentaba en la noche para llevar a los niños "malcriados" a su cueva. Si esto no aterrorizaba a los pequeños, mencionaban al más asustador de todos:  "El cuco", presencia infernal de la noche que podía comerles vivos, si se habían portado mal o cargarles con él a su escondite, al "infierno".

Estas menciones, en todos los casos, surtía el efecto deseado. Los niños volvían a acatar las pequeñas disposiciones de los progenitores. Todo, menos ver "cara a cara" al duende o al cuco.

 

Portada

 

AUDIO: EL DUENDE O EL CUCO

 

 

Visitas

003278376
Today
Yesterday
This Week
Last Week
This Month
Last Month
All days
166
1654
2657
3260707
6580
55344
3278376

Your IP: 44.220.62.183
2024-03-05 02:00

Contáctanos

  • homeLa autora Dorys Rueda, 13 de Febrero del 2013.
  • mailelmundodelareflexion@gmail.com
  • mapOtavalo, Ecuador, 1961.

Siguenos en