Por: Manuel Espinosa Apolo

Habita en los bosques montañosos de las estribaciones andinas, en las provincias de Azuay y Loja; acostumbra a perseguir a niños, mujeres y hombres con el propósito de extraviarlos en el monte.

Su aspecto se asemeja al de un gran hombre-mono, con el cuerpo recubierto de abundante pelo. Posee unos brazos larguísimos y los pies al revés.

A las mujeres las rapta y las convierte en sus esposas, llevándolas a vivir en los lugares más apartados de su territorio. Los hombres que son acosados por el Zhiro, en cambio, pueden engañarlo si se sacan el pantalón, le dan la vuelta a una pierna del mismo y lo abandonan para que el Zhiro lo recoja. Éste, al intentar ponérselo, se confundirá y se entretendrá en resolver el problema, tiempo que se aprovecha para huir del lugar.

Su nombre proviene de una palabra quichua usada en Cañar y Azuay: zhiru, que se utiliza para aludir a un color no definido asociado por lo general con el gris, coloración de la pelambre de este personaje.

 

Criaturas y lugares míticos del Ecuador, Grupo Editorial Norma, 2007.

 

Portada: https://iguanamarina.wordpress.com/2011/11/24/biologia-de-trivial-el-hombre-viene-del-mono/

Visitas

002475362
Today
Yesterday
This Week
Last Week
This Month
Last Month
All days
44
814
1651
2466958
3410
29581
2475362

Your IP: 44.201.96.43
2022-07-05 00:25

Contáctanos

  • homeLa autora Dorys Rueda, 13 de Febrero del 2013.
  • mailelmundodelareflexion@gmail.com
  • mapOtavalo, Ecuador, 1961.

Siguenos en