Jorge Iglesias Manzano
Para elmundodelareflexion.com

 

 

ÁNGELUS

La Editorial Good Books ha publicado la primera novela del escritor de Griñón Jorge Iglesias Manzano, que lleva por título Ángelus. Este libro propone una ambiciosa trama que combina la época comprendida entre los últimos momentos de la Guerra Civil y la Segunda Guerra Mundial y la época actual, para relatar una historia impresionante acerca de los cuadros del museo del Prado. Ángelus está siendo todo un éxito, con tres ediciones en cuatro meses.

Durante el año 1936, y el resto de tiempo que duró la Guerra, Madrid es bombardeada intensamente por las fuerzas del General Franco. El principal tesoro artístico español, expuesto en el Museo del Prado, es trasladado en trenes y camiones a Suiza. Solo regresa a España al finalizar la contienda armada, ya en 1939. Eso es, al menos, lo que alguien hizo creer a ambos frentes. ¿Qué consecuencias tendría para la opinión pública internacional descubrir ahora que la colección expuesta en la más prestigiosa pinacoteca del mundo tan solo es... el mayor fraude que nadie se haya atrevido a imaginar?

Bruno Almeida, un intrépido miembro de la Compañía de Jesús, cree haber descubierto en pleno siglo XXI un escándalo sin precedentes, que lo conduce a resolver las mismas preguntas que todos nos habríamos planteado: ¿quién lo hizo? ¿Cómo lo hizo? Y sobre todo, ¿por qué?

Como pueden ver, Ángelus es una novela que combina con gran habilidad dos líneas narrativas llenas de acción, tensión, misterio y, sobre todo, arte. La trama que abarca el final de la guerra civil y el inicio de la Segunda Guerra Mundial se caracteriza  por encima de todo por su gran solidez temporal, ya que logra encajar los hechos creados por el autor para esta novela con lo que en realidad ocurrió, sin desviarse de la línea histórica real.

Por otro lado, la trama actual, además de su solidez histórica (tanta que incluso llega a incluir explicaciones para hechos tan significativos como el incendio del edificio Windsor), se caracteriza por rebosar dinamismo, energía y acción de principio a fin, sin dejar que caiga la intriga (para lo cual se relaciona perfectamente con la trama pasada).

A su vez, hay que destacar que hay ciertos hechos que ocurren en épocas intermedias entre ambos hilos narrativos que contribuyen a rellenar todos los posibles vacíos entre ambos periodos históricos y a conectar aún más el uno con el otro.

En cuanto a los personajes, los protagonistas Bruno y Claudia se caracterizan fundamentalmente por estar impulsados en todo momento por la consecución de un mayor conocimiento y por los fuertes códigos morales de cada uno de ellos. Por otro lado, el enfrentamiento original surgió entre Marco Schiavone y Jack Huston. De estos personajes destacaría que, pese al pasado en común que ambos mantuvieron durante sus estudios de arte y en su ascenso eclesiástico, cada uno ha evolucionado de forma bastante diferente pero a raíz de una misma causa: el amor. Y el ir descubriendo el pasado de cada uno de ellos, paso a paso, a lo largo de las páginas de la novela y lo que les llevó al lugar en el que están en la trama más actual es toda una delicia.

Además, el arte es una parte fundamental en esta novela, ya que algunos de los más destacados pintores, arquitectos o cineastas del último siglo tienen un papel muy relevante en la novela, ya que muchos de ellos (entre los que se encuentran Dalí o Picasso) parecen haber estado implicados en la trama que se desarrolla en Ángelus. Gran parte del contenido de la temática del arte en esta novela está basada en detalles reales. Por ejemplo, ¿sabían que las escenas finales de la película más reciente de la saga de Star Wars están basadas en cuadros de Dalí?

En definitiva, Ángelus es un thriller sin frenos en el que la supervivencia de la Iglesia, la coherencia de la Historia del Arte y hasta el futuro del Estado español parecen pender de unos hilos invisibles que algunos oscuros personajes manejan desde la sombra. Si alguna vez pensaron que ya conocían todas las claves de nuestra historia más reciente, aún está pendiente que descubran la que alguien escondió en Ángelus.

http://www.todoliteratura.es

 

ENTREVISTA A JORGE IGLESIAS MANZANO

 

Por: Xavier Borrell

 

Con 'Ángelus' Jorge Iglesias Manzano nos acerca un trepidante y misterioso thriller, en el que en su interior descubriremos cientos de enigmas, a partir de la evacuación de las obras de arte del Museo del Prado en La Guerra Civil Española. Estuvo en Barcelona para la Bcnegra14 y lo pudimos entrevistar.

 ¿Cómo nació la idea de crear una novela a partir del traslado de las obras del Museo del Prado en la Guerra Civil Española?

Me di cuenta de que era un tema apasionante, al mismo tiempo que muy desconocido. La gente de nuestro país no conoce en profundidad lo sucedido en ese tiempo en torno al patrimonio común, formado por unas 15.000 obras científicas, artísticas y literarias, que fue amenazado por la destrucción bélica, hasta el punto de que el propio Gobierno Republicano tuvo que decidir finalmente su evacuación al extranjero. A mi hermano y a mí siempre nos encantó leer historias que mezclaran realidad y fantasía. Tracé cada línea pensando en lo que nos hubiera gustado leer a ambos en cada recodo de la trama.

 ¿A qué refiere el título de 'Ángelus'?

A la obsesión vital que el pintor Salvador Dalí mantuvo durante toda su carrera con el famoso lienzo de Millet que lleva tal nombre. Documéntandome para escribir Ángelus tuve que reunir multitud de datos biográficos del genio catalán con los que recrear gran parte de su vida. De algún sitio apareció esta pesadilla que en un momento dado se convierte en el centro de la historia.

 ¿Qué relación tuvieron Picasso y Dalí con las obras protegidas?

Ambos fueron y se consideraron herederos de los grandes maestros del pasado. Picasso llega a Madrid siendo un adolescente y ya entonces, mucho antes de sospechar siquiera que iba a ser el responsable técnico de aquella colección en un futuro se sintió totalmente sobrecogido por la calidad atesorada en las salas del Museo. En cuanto a Dalí, su reverencia con el Prado y sus maestros llega a tal punto que el origen mismo de sus famosos bigotes puntiagudos no es otro que la imitación a los que el propio Diego Velázquez luce en su gran obra maestra, “Las Meninas”.

¿Es el padre Bruno un hombre religioso, creado por usted como héroe moderno para reivindicar una nueva iglesia?

La Iglesia Católica se encuentra actualmente en una profunda disyuntiva entre el ser y el deber ser. En realidad siempre ha sido así. Quizás Bruno Almeida es uno de esos valientes religiosos que optan por el deber ser enfrentándose a lo que la Iglesia es en realidad.

¿Le costó mucho documentarse para obtener tantos datos para la novela?

Aunque parezca increíble no lo fue. Los datos estaban ahí, esperándonos a todos. Fue un trabajo largo sin duda, de más de dos años, ayudado por mi mujer y por dos o tres buenos amigos y amigas, pero en ningún caso costoso porque resultaba apasionante descubrir cada día detalles que superaban en todo momento lo que habíamos imaginado al inicio de la escritura.

¿Cree que hay mucha gente con obras de arte ilegales que apenas enseña, por el mero hecho de la satisfacción del poder de tenerlas?

No me cabe ninguna duda (risas). En Ángelus hay varios capítulos que no deben de alejarse demasiado de esa realidad.

¿Puede explicar la relación de su libro con la saga Star Wars?

Ese tema resulta bastante controvertido para todos aquellos que leen la novela pero que no han acudido todavía a alguna de mis presentaciones. Al tratarse de una novela que combina descripciones de elementos pictóricos y también cinematográficos resulta necesario visualizar escenas y cuadros de los que hablan los personajes en sus conversaciones. En realidad existía una relación bastante evidente entre el universo Dalí y la estética diseñada por el equipo de arte de las películas de George Lucas pero, quizás por pudor, nadie se había atrevido a lanzar esa idea desde el mundo académico. La realidad es que cuando el público observa el documental que cierra los eventos de Ángelus, y que mi amigo David Valencia y yo mismo realizamos para abrir los ojos de los aficionados al arte y el cine, no puedo dejar de sonreír al comprobar el efecto devastador que tiene. Lo que cientos de críticos y expertos de todo el mundo no han sido capaces de intuir, un escritor que empieza en esto lo plasma en unas cuantas páginas. Me siento muy orgulloso de haber desentrañado un secreto tan importante para el mundo de las Artes y de haberlo compartido con tantos lectores.

¿Cuáles son sus influencias literarias a la hora de escribir esta obra?

La más importante quizás sea la primera parte de la carrera de Arturo Pérez Reverte por la elección de los temas y la construcción de los personajes. También hay un evidente homenaje a la estructura de “El Ocho”, de Katherine Neville, una novela que siempre me apasionó. La influencias en Ángelus no son simplemente literarias, el cine y la arquitectura también juegan un papel muy importante. Se trata de una novela que recorre edificios insignes y diversos escenarios de gran tradición en la historia del cine. Aparecen homenajes a Hitchcock, Walt Disney, el Mago de Oz, The Matrix, o Rocky, e incluso al mismísimo Charlie Chaplin, aunque esa referencia está blindada y solamente los auténticos cinéfilos serán capaces de encontrarla en las páginas centrales de la novela.

¿Se siente a gusto con el buen recibimiento de su libro entre la gente de la Novela Negra?

¿A gusto? No, en realidad me siento muy halagado y sorprendido. No quise que Ángelus fuera sólo una novela negra, pero es evidente que de tanto de leer a Lorenzo Silva, a John Le Carré o a Henry James uno adquiere formas y fondos que le llevan a colocar un asesinato en el epicentro de su historia. A casi nadie se le ha ocurrido pensar que la auténtica protagonista de Ángelus es precisamente esa mujer asesinada en los años ochenta en Barcelona y que sin tan siquiera pronunciar una frase de bulto en algún momento resulta ser el verdadero nexo de unión entre todos los personajes. Es una especie de tragedia en la que la protagonista es como un fantasma alrededor del que todos los resortes van saltando hasta componer el rompecabezas final. Cuando el propio Lorenzo Silva me envió un mensaje de felicitación por el éxito de mi presentación en Getafe Negro me sentí muy reconfortado. Tanto como la mañana en la que el Comisario Camarasa me confirmó la presencia en el programa de la BCNEGRA de este año. Para un autor novel y sin nombre es todo un espaldarazo que estos dos eventos le incluyan a uno en su nómina de participantes.

¿Es esta una novela que recomienda por encima de todo leer tras haber visto una de sus vistosas presentaciones?

Insisto en invitar a todos los amantes del arte y la intriga a asistir a una de ellas para comprender mucho de lo que van a encontrar en su lectura. Fue un auténtico honor que tú mismo me acompañaras en mi presentación barcelonesa de la semana pasada. Va a haber muchos eventos más en los próximos meses. Para todos aquellos que estén lejos y que quieran verme en acción podrán estar muy cerca a través de la red el próximo 4 de marzo cuando desde la Universidad Carlos III emitamos en streaming una de esas presentaciones. Estaré acompañado esa tarde por el profesor Rodríguez de las Heras, director del Instituto universitario de Cultura y Tecnología y por David Felipe Arranz, gran amigo y responsable del famoso programa de radio “el Marcapáginas”. Los curiosos pueden encontrar los enlaces en mi página de Facebook. Sólo tienen que buscar mi nombre y el de la novela y descubrir los primeros secretos que escondí en el libro.

¿Qué próximos proyectos tiene en mente?  
Estoy seguro de que Bruno Almeida regresará en el futuro a la pantalla de mi ordenador. Alguien tiene que explicarnos porqué Joseph Ratzinguer ya no es Papa. Pero antes de eso llegará una trepidante aventura de libros y conspiraciones ambientada en 1554, un tiempo convulso y de cambios, previo al siglo de Oro español y que también ha pasado bastante inadvertido para el reciente mundillo literario, más centrado en la etapa de Isabel y Fernando y en esa España en la que no se ponía el Sol, habiendo dejado por el camino lo que sucedió entre un momento y otro, y que todavía hoy nos sigue afectando a cada uno de nosotros. Quiero que ese libro sea un regalo literario para mi mujer, igual que éste lo fue para mí y para mi hermano.

 

ENTREVISTA A JORGE IGLESIAS MANZANO

 

Llevo varios meses queriendo traeros esta entrevista, hoy por fin ha llegado el día. Curioseando por la red di con este autor y su obra  Ángelus, cuya trama y planteamientos me intrigaron enormemente y despertaron en mí la inquietud por querer saber más sobre un hecho que en principio puede parecer descabellado, pero que ficción o no abre una puerta a una serie de cuestiones que creo que nunca antes nadie se había planteado sobre el patrimonio pictórico de nuestro país, más concretamente del que se halla entre los muros del Museo del Prado de Madrid.
 
Es una novela muy atrevida al poner en entredicho la autenticidad de obras que son parte de nuestra cultura y nuestro patrimonio, al mismo tiempo que se cuestionan la integridad de ciertas figuras de nuestro país de gran renombre internacional dentro del mundo del arte ¿Pudo darse lo que en esta novela se narra? Bueno, la mejor manera de averiguarlo es que descubramos más sobre Ángelus y su autor Jorge Iglesias Manzano
 

¿Podrías hablarnos un poco sobre ti y tu trayectoria como escritor?

Creo ser un tipo especial, supongo que como todos los humanos creemos. Mi vida personal es sencilla. En cuanto a lo de escribir lo hice siempre. Relatos, canciones, poemas y algunas novelas cortas. Ángelus es el primer proyecto serio.

 

¿De qué trata Ángelus?

Ángelus novela por primera vez el traslado del patrimonio artístico español a Suiza en plena Guerra Civil. Pese a ser un tema muy potente nadie se había atrevido con el asunto, al menos que yo sepa.

 

Para los que somos aún algo jóvenes la Guerra Civil nos pilla un poco lejos y no todo el mundo de cierta edad puede conocer lo que sucedió con las obras de arte del Museo del Prado entonces ¿podrías contarnos un poco que ocurrió con dichas obras?

La República evacuó 15.000 obras artísticas y científicas fuera de las fronteras para salvarlas de la destrucción y los bombardeos. Patentes, cuadros, esculturas y tallas religiosas, incunables de las grandes bibliotecas y tapices y demás piezas fueron puestos en trenes y camiones desde toda España para nuestra identidad como cultura única e irrepetible fuera legada a nuestras generaciones. Mi pregunta es si lo que regresó es lo mismo que se marchó, y como afectaría eso a nuestra actual identidad como sociedad.

 

El Ángelus es el nombre del cuadro del pintor realista francés Jean-François Millet y data de 1857-1859 ¿podrías hablarnos un poco sobre esta curiosa pintura y la relación que guarda con el excéntrico pintor español Salvador Dalí?

Dalí descubrió siendo joven que ese cuadro escondía una gran tragedia que él relacionó con su propia niñez. El trauma de su hermano mayor, muerto antes que él, y cuyo nombre también era Salvador Dalí, está oculto en un lienzo acabado muchos antes de que él y su hermano nacieran. Eso da lugar al Mito trágico del Ángelus, uno de los grandes enigmas de la Historia del Arte. Salvador Dalí forma parte de la trama porque él mismo es uno de los grandes referentes artísticos del país cuando los cuadros del Prado son evacuados junto al resto del tesoro.

 

Hay otra relación muy curiosa  que estableces entre este cuadro y la mítica saga de La Guerra de las Galaxias ¿qué tienen que ver?

Se trata de un descubrimiento que hice en el proceso de investigación para escribir la novela. El equipo artístico de George Lucas es apasionado con las obras de Dalí. Deben conocer el tema del Mito y lo relacionan en las imágenes del Episodio III con los personajes de la saga. El Arte tiene este tipo de conversaciones secretas que los escritores usamos después en nuestras intrigas, pero claro está que primero debes tener un material tan valioso como éste.

 

Sin desvelarnos mucho de la trama ¿qué importancia tiene El Ángelus de Millet en esta novela?

Al igual que hace Lucas en su filme, yo también he relacionado el Mito trágico, con mis personajes. Por eso Dalí,. Gala o Picasso cobran tanta importancia en mi historia.

 

¿A qué género o géneros pertenece Ángelus? ¿Y a qué público va dirigido? ¿Hace falta saber de arte para poder leerla?

Se trata de una novela histórica con tintes negros, pero contada desde nuestros días. El arte forma parte de la trama pero yo creo que aprenderemos juntos muchas cosas increíbles, sepamos o no de Arte. Está pensada para que enganche a todos. Y también trabajada para lo mismo. Que nadie espere una tesis doctoral (Risas).

 

La trama principal de tu novela Ángelus gira en torno a la posibilidad de que las obras de arte del Museo del Prado de Madrid sean falsificaciones y que todo hubiese sido ocultado y orquestado por figuras públicas muy importantes en España del mundo del arte y el cine ¿lo que has escrito es pura ficción o se basa en indicios reales y documentados?

No puedo demostrar que lo que cuento en Ángelus sea todo real, pero me he encargado de que tampoco el lector pueda demostrar que no lo sea. Es un ejercicio de espejos y de capas de realidad. Muy complicado de tejer, pero muy sencillo de entender.

 

En tu opinión ¿debemos preocuparnos por la autenticidad de nuestro patrimonio artístico?

Claro. Salen falsificaciones de grandes maestros cada día.

 

¿De haber sucedido lo que relatas en 1939, con los aparatos ultrasofisticados que se emplean hoy día y la de miles de expertos que han podido estudiar estas obras, no crees que se habría destapado ya el engaño y sabido toda la verdad?

 

No. Durante más de tres décadas un Presidente de una comunidad autónoma es capaz de mantener ocultos a la Hacienda estatal cientos de millones de euros. Incluso a su propia familia. Sólo se trata del poder que tengas para mantener el secreto y de la confianza que tengas en tus cómplices.

 

¿Te consideras un poco un conspiranoico o una persona muy imaginativa que adora las intrigas?

Ángelus no es real. Es una novela, pero sí que se dan en sus páginas muchas situaciones reales en las que el lector recordará piezas de casos que quedaron por resolver en los últimos años, y que ahora cobrarán un nuevo sentido para todos nosotros. Un ejemplo muy claro que aparece en el libro es el incendio del Edificio Windsor. El lector acompañará en tiempo real a los protagonistas al interior del incendio y descubrirá quienes eran aquellas dos sombras que nos mostraron las cámaras al día siguiente.

 

¿Cómo surgió el escribir Ángelus? ¿Qué hizo que te preguntaras por la veracidad de nuestras obras repatriadas tras la Guerra Civil?

El tren en el que volvieron. De noche, a oscuras, cargado con la colección de pinturas más fabulosas del planeta. Sin escolta, con las luces apagadas, en silencio. La trama estaba servida.

 

¿Por qué el protagonista de tu historia es un jesuita? ¿Por qué un religioso y no un empleado del Prado o un experto en arte o un periodista? ¿Intentas con tu elección establecer alguna conexión que se nos escapa entre la Iglesia y la posible falsificación de la obras?

El jesuita es profesor de Arte. Supongo que eso te aclarará alguna duda. Por supuesto, también es un experto al que consultan los propios conservadores del Museo. Y además es un tipo capaz de dejar a un lado todo por encontrar la verdad y hacerlo antes de que nadie más lo haga.

 

Me ha llamado mucho la atención saber que relacionas la conspiración narrada en Ángelus con hechos más actuales como el incendio de las Torres Windsor en 2005 ¿también ficción o hay algo más?

Es lo que te contado. Se trata de investigar qué sucedió aquella noche y cerrar todos los cabos. Nadie podrá decirme que no pudo ocurrir lo que yo he narrado. Tampoco puedo demostrar que fuera así. Ese es el juego que propone la obra.

 

¿De haber sucedido lo que relatas en 1939, con los aparatos ultrasofisticados que se emplean hoy día y la de miles de expertos que han podido estudiar estas obras, no crees que se habría destapado ya el engaño y sabido toda la verdad?

No. Durante más de tres décadas un Presidente de una comunidad autónoma es capaz de mantener ocultos a la Hacienda estatal cientos de millones de euros. Incluso a su propia familia. Sólo se trata del poder que tengas para mantener el secreto y de la confianza que tengas en tus cómplices.

 

¿Te consideras un poco un conspiranoico o una persona muy imaginativa que adora las intrigas?

Ángelus no es real. Es una novela, pero sí que se dan en sus páginas muchas situaciones reales en las que el lector recordará piezas de casos que quedaron por resolver en los últimos años, y que ahora cobrarán un nuevo sentido para todos nosotros. Un ejemplo muy claro que aparece en el libro es el incendio del Edificio Windsor. El lector acompañará en tiempo real a los protagonistas al interior del incendio y descubrirá quienes eran aquellas dos sombras que nos mostraron las cámaras al día siguiente.

 

¿Cómo surgió el escribir Ángelus? ¿Qué hizo que te preguntaras por la veracidad de nuestras obras repatriadas tras la Guerra Civil?

El tren en el que volvieron. De noche, a oscuras, cargado con la colección de pinturas más fabulosas del planeta. Sin escolta, con las luces apagadas, en silencio. La trama estaba servida.

 

¿Por qué el protagonista de tu historia es un jesuita? ¿Por qué un religioso y no un empleado del Prado o un experto en arte o un periodista? ¿Intentas con tu elección establecer alguna conexión que se nos escapa entre la Iglesia y la posible falsificación de la obras?

El jesuita es profesor de Arte. Supongo que eso te aclarará alguna duda. Por supuesto, también es un experto al que consultan los propios conservadores del Museo. Y además es un tipo capaz de dejar a un lado todo por encontrar la verdad y hacerlo antes de que nadie más lo haga.

 

Me ha llamado mucho la atención saber que relacionas la conspiración narrada en Ángelus con hechos más actuales como el incendio de las Torres Windsor en 2005 ¿también ficción o hay algo más?

Es lo que te contado. Se trata de investigar qué sucedió aquella noche y cerrar todos los cabos. Nadie podrá decirme que no pudo ocurrir lo que yo he narrado. Tampoco puedo demostrar que fuera así. Ese es el juego que propone la obra.

Muchísimas gracias a Jorge por concederme esta estupenda entrevista. Espero que al igual que me ocurrió a mí os pique la curiosidad y queráis leer tan original novela. Intrigas, suspense, aventuras y un fraude que pudo haber tenido lugar o no ¿quién sabe?

 

Portadas:
 
 

Visitas

000536870
Today
Yesterday
This Week
Last Week
This Month
Last Month
All days
299
817
4943
527306
19794
23117
536870

Your IP: 40.77.167.13
2017-06-23 13:32

Contáctanos

  • homeLa autora Dorys Rueda, 13 de Febrero del 2013.
  • mailelmundodelareflexion@gmail.com
  • mapOtavalo, Ecuador, 1961.

Siguenos en