Por: José M. Chávez M.

 

En una época antigua, había un señor que era viudo, su esposa había fallecido, cuando ella murió el señor se quedó con los hijitos: un varón y una mujer, eran todavía unos niños, al no poder atenderlos el señor contrae matrimonio con una mujer. Vivieron poco tiempo, y la madrastra se cansó de atenderles a los niños, entonces le dice a su marido: -ya no puedo soportarlos a tus hijos, yo no soy la madre de ellos para estar atendiéndoles, si quieres que yo siga a tu lado quiero que saques a tus hijos de la casa y que no regresen nunca más-, el señor muy angustiado y triste y con el fin de no perderle a su esposa porque la quería muchísimo le pregunta_ -¿Dónde quieres que les vaya a dejar?- la mujer le dice: -para que nunca más regresen quiero que les vaya a votar en el cerro-, aquella tarde la mujer les dio de alimentar muy bien a los niños y el padre les dice que al otro día les va a llevar a coger leña, los niños se pusieron muy contentos al oír esto, los niños hacían muchos planes entre ellos para el día siguiente, decían que iban a coger moras, mortiños, y todo cuanto haya en ese cerro. Cuando ya amaneció los niños se levantaron, el sol empezaba a salir, los niños estaban listos y el padre les dice: -lleven esta lavacara de pinol para que vayan comiendo- el niño cogió la soga y la niña la lavacara de pinol, se montaron en el burro y emprendieron el viaje; el papá llevaba oculto entre su poncho una cáscara de zambo seco, cuando llegaron al cerro el papá les dice: -ustedes esperen aquí, yo me voy a coger leña más abajo y por favor no se muevan-, los niños muy obedientes se quedaron allí, mientras su padre cortaba la leña los niños se pusieron a jugar en el mismo lugar donde estaban mientras a lo lejos se escuchaba un ruido que parecía estar cortando leña; los niños seguían jugando. Llegó la tarde y los niños empezaron a preocuparse entonces le gritan a su papá diciendo, -papito ya está muy tarde, vamos a la casa-, pero su padre no respondió, entonces el niño decidió bajar a verlo a su papá, se dirigió hasta el lugar donde se escuchaba el ruido. Al llegar al sitio ve que su padre no estaba en ese lugar, ya que el ruido que hacía era un sambo que estaba colgado en un árbol que se movía con el viento y hacía ese ruido que parecía que estaban cortando leña, los niños desesperados sin saber qué hacer y sin conocer el camino de regreso se ponen a llorar, cansados de tanto llorar se dan cuenta de que la noche les cogía, entonces el niño más grandecito se sube a un árbol para mirar si había alguna casa por allí cerca, entonces alcanza a ver a larga distancia una casa que echaba humo, entonces deciden ir hacia allá. Llegaron ya muy de noche, vieron que en esa casa no había nadie y como estaban muy cansados y se pusieron a dormir, entonces la niña muy espantada dice_ -no sé por qué a mí me da mucho miedo-, el hermanito con el fin de calmarla le dice –no te preocupes, esta casa es de ricos, seguramente los dueños están dormidos-, luego de decir esto empiezan a escuchar unos pasos de un caballo gigantesco, el niño muy espantado se pone de pie para mirar a su alrededor y de pronto mira a un caballo de color rojo y un hombre montado con su vestimenta de color negro; los niños se escondieron rápidamente, cuando el hombre entró en la casa se da cuenta que algo pasaba y dice: -aquí me huele mal, aquí hay carne de hombre-, luego empieza a buscar en toda la casa. La niña tenía muchas ganas de gritar, pero su hermano le tapaba la boca, los niños estaban metidos en una caldera, cuando el hombre  quiso abrir la caldera, el gato que los niños habían llevado se lanza contra el hombre y le saca los ojos, el hombre que era un demonio sin poder ver coge el caballo y se va del lugar, de esta forma los niños se quedan en la hacienda, la cual tenía muchos animales.

Imbabura Taita Parlan (Recopilación de la tradición oral indígena). Cuentos,
leyendas, supersticiones, sueños y creencias, Casa de la Cultura Ecuatoriana “Benjamín Carrión”, 1989.

 

Portada: https://www.pinterest.com/pin/798192733933252231

 

 

Visitas

001692307
Today
Yesterday
This Week
Last Week
This Month
Last Month
All days
142
1508
2723
1679740
29571
37904
1692307

Your IP: 185.191.171.45
2020-11-24 01:14

Contáctanos

  • homeLa autora Dorys Rueda, 13 de Febrero del 2013.
  • mailelmundodelareflexion@gmail.com
  • mapOtavalo, Ecuador, 1961.

Siguenos en