Por: José M. Chávez M.

 

Cuentan que existió antiguamente un hombre muy alto llamado “Sansón”. Por ser tan alto, sus pasos alcanzaban de un pueblo a otro, de una quebrada a otra, cruzaba ríos, llanuras, cerros y montañas sin problema.

Cuentan que una vez se le ocurrió jugar con las lagunas que hay en Imbabura: San Pablo, Yahuarcocha, Cuicocha y Mojanda. Para llegar a estos lugares no era más que dar algunos pasos.

Llegó a la laguna de Yahuarcocha, cuando entró, las aguas le alcanzaron solamente por sobre las canillas. Saltaba una y otra vez, ese era su juego. Se cansó rápidamente porque no era profunda.  De ahí pasó a la laguna de Cuicocha, la misma que fue como la anterior. Luego pensó que la laguna de San Pablo sería la más profunda, la extensión le pareció ser. Saltó con mucho regocijo creyendo que iba a divertirse, solamente le llegaron hasta las rodillas, se divirtió un poco ya que fue la más profunda que había encontrado. Pero al poco rato se cansó y pasó a la laguna de Mojanda. Al llegar, el hombre se burló porque era muy pequeña. Sin medir la profundidad no vaciló en saltar a la laguna. Para la sorpresa de Sansón, las aguas casi le cubrieron todo su cuerpo, que del susto, tuvo que alzar rápidamente las manos para apoyarse en los cerros. La mano llegó primero a la cúspide del Imbabura, que por la fuerza como se apoyó, le quebró parte de la misma.

Dicen que el cerro Imbabura se quedó sin una parte de su cúspide por la culpa de Sansón, dicha parte quebrada la llaman ahora “ventana”.

 

Imbabura Taita Parlan… (Recopilación de la tradición oral indígena: cuentos, leyendas, supersticiones, sueños y creencias), Casa de la Cultura Ecuatoriana “Benjamín Carrión”, 1989.

 

Portada: http://carlmejia.blogspot.com/2012/06/los-amores-del-taita-imbabura.html

 

Visitas

001047656
Today
Yesterday
This Week
Last Week
This Month
Last Month
All days
1055
1247
2984
1037110
16365
27508
1047656

Your IP: 34.204.176.189
2019-09-17 18:16

Contáctanos

  • homeLa autora Dorys Rueda, 13 de Febrero del 2013.
  • mailelmundodelareflexion@gmail.com
  • mapOtavalo, Ecuador, 1961.

Siguenos en