Informante: Luis Narváez
Investigadores: Julieta Becerra, Evelyn Enríquez
Tulcán
 

EL GUAGUA AUCA

PRIMERA VERSIÓN

300

O sea yo le cuento un anégdota, o sea, pero ya de muchos años anteriores, yo todavía era muchacho, que contaban que aquí arriba en la Rinconada propiamente, había unos tubos anteriores que pasaba el agua por debaho y había unos árboles grandes de pumamaque entonce ahí contaban que había guagua llorón; y un señor mayordomo de acá del aeropuerrto bajando de alla'rriba de Troya, que bajaba a caballo y borracho, rrenegango y entonces pasando ahí en ese árbol que se le presentó un guagito llorando en el camino, que desque rrodaba ¿no?, y entonces que putiaba borracho y es que decía que cual vaga lo botaría y bueno, se apea del caballo, lo marca y se monta vuelta al caballo y más acá abajo que prendió un cigarrillo tonces que el guagua desque habló; que él dijo papito ya tengo nentes y entonces que lo vió con el fósforo y lo vió con cormillos, tonces que cogió lo botó y no supo onde sé iba él, sino que el caballo conocía y es que había llegado a la casa de él, porque ha podido prender el cigarrillo. Entonces eso fue la escolta para todo, eso es lo que había pasado en ese tiempo y contaban los mayores.

 

Patricio Ortiz, Luis Vásquez, Tradición oral del Cantón Tulcán, Gobierno Municipal del Cantón Tulcán.

 

 

EL GUAGUA AUCA

SEGUNDA VERSIÓN

Informante: Luis  Guerrero
Investigadores: José Ascuntar, Segundo Vizcaíno
Tulcán
 
 
A mí me conversaban mis ancianos de que existía, que aparecía el guagua auca que existía, pero yo no lo creía, pero había una ocasión que me fui a un baile a San Luis y pasa que yo salí a las doce de la noche, me salgo para venir y fue mi sorpresa, que siento que un niño venía llorando pero yo no ví a nadie, y así es que me seguí yo caminando y vuelta me seguía llorando... ¡nada!, cuando yo me paré, cuando siento que el niño pasó llorando por onde mí, llorando, tonces ahí creí que en verdad existe el guagua auca, porque me pasó a mí pues, eso es, nomas ¿no?, verlo, verlo, no, sino que pasó llorando nomás, que voy a decir que lo ví yo, pasó llorando pero yo no, yo no creía pues, pero en realidad me pasó eso, entonces  yo creo, que existen los espíritus malignos.

 

 

Patricio Ortiz, Luis Vásquez, Tradición oral del Cantón Tulcán, Gobierno Municipal del Cantón Tulcán.

 

Portada
 

Visitas

002661947
Today
Yesterday
This Week
Last Week
This Month
Last Month
All days
456
1883
2339
2648669
39685
42541
2661947

Your IP: 66.249.66.95
2022-11-28 08:01

Contáctanos

  • homeLa autora Dorys Rueda, 13 de Febrero del 2013.
  • mailelmundodelareflexion@gmail.com
  • mapOtavalo, Ecuador, 1961.

Siguenos en