Por: Jorge Cabezas Mafla

 

En la exuberante provincia del Carchi, vivía un joven en la comunidad, del Sixal, cerca de la parroquia de Cristóbal Colón. Acostumbraba a caminar en este tramo, para visitar a su novia. Pero sucedió que en un día a las doce de la noche, después de realizar su acostumbrada faena de trabajo, decidió visitar a su enamorada Leopoldina; caminaba agachado, cuando alzó a ver se sorprendió y corrió al instante a abrazarla, pero ésta no se dejó abrazar. Pedro intentó hacerla de a  buenas y le dijo: Leopoldina, mi amor, ¿por qué estás brava?, y ella no respondió a su pregunta, él la abrazó a la fuerza, cerró los ojos para darle un beso, luego de besarla la miró y vio que era una calavera. Era tan grande el susto que no pudo salir corriendo, sino más bien la apretó con sus brazos, y esto hizo que la calavera se desmoronara y cayera el zurrón de huesos. Luego, Pedro se desmayó y cayó, cuando se recuperó se fue corriendo a la casa de los padres de Leopoldina y allí la encontró. Estaba confundido porque lo que vio en el camino era la viuda y no la novia.

 

Leyendas, Tradiciones, Relatos, Anécdotas, Variedades del Ecuador, Ministerio de Educación y Cultura, 2004.

 

Portada: https://articulo.mercadolibre.com.mx/MLM-566515136-disfraz-de-catrina-nina-incluye-sombrero-y-velo-_JM

 

Visitas

002582196
Today
Yesterday
This Week
Last Week
This Month
Last Month
All days
619
1015
1634
2574418
2475
31915
2582196

Your IP: 185.191.171.13
2022-10-03 08:57

Contáctanos

  • homeLa autora Dorys Rueda, 13 de Febrero del 2013.
  • mailelmundodelareflexion@gmail.com
  • mapOtavalo, Ecuador, 1961.

Siguenos en