Por: Ivonne Rueda 

 

Trabajar en un Instituto de Artes me ha transportado a lugares inimaginables. Mirar cada trazo, boceto, color, textura envuelve todos los sentidos da ganas de introducirme en los cuadros, en los pensamientos de los dibujos, pinturas, gráficos. Hasta he tratado por largas horas de imitar con videos,  tutoriales trazos, paisajes para crear algo parecido o similar. Intento varias veces realizar una acuarela, una pintura pero no creo superar al talento o habilidad que tiene una mano creadora, una mente creativa, un corazón que late con diseñar y crear.

Pero mi talento no es dibujar, pintar o esculpir, definitivamente es admirar lo que hacen muchos de mis estudiantes. Dibujan figuras humanas perfectas, pintan murales excepcionales, esculpen rostros o crean cuadros originales y únicos.

Y de ahí me pregunto: ¿Hacia dónde va la investigación artística? ¿Porque no se escribe sobre los procesos artísticos, creativos?. Alvarez, L. (2013) menciona: … dentro de la Investigación Artística, el proceso de escritura narrativa es parte del camino que se transita durante el cual el artista/investigador errante sigue indagando, interpretando y  reinterpretando.

Y me respondo: Al alumno le enseñan ser artista le enseñan a ser pintor, le enseñan a ser escultor que no escribe, que no sabe detallar lo que realiza, se transporta a espacios físico o mentales, en la búsqueda de sí mismo. Pero por qué es tan difícil escribir lo que crea en las diferentes fases, porque es tan difícil proyectarse en la representación de su proceso de investigación artística.

Buscamos culpables, el docente de Lenguaje y comunicación no le enseñó, el docente de Investigación solo le enseña a indagar. Pero que hace el estudiante si solo le enseñaron a dibujar, bocetear, pintar, esculpir y no le enseñaron a escribir los procesos artísticos.

Propongo un concurso de investigación artística como proyecto de aula, porque no cuenta con financiamiento, reglamentación, normativas, solo me queda el reto de seguir impulsando la investigación exploratoria, creatividad e ingenio al que muchos debería premiar con acuarelas o pintura de marca, boceteros de alta calidad, caballetes de buena madera, entre otras cosas.

La investigación premia al pensamiento, al entendimiento, a la exploración más profunda a la indagación más artística. Como docente guardo el “Guau licen este reconocimiento es para mí?” Sorprendido el alumno al saber que realizo una excelente exposición ante el jurado calificador” Mi respuesta fue un sí: “Realizaste un muy buen trabajo de exposición y exploración investigativa y artística”. Pero a la vez me resigno porque no quedó escrito en un libro, revista o en un sitio web; quedó como examen final y la nota fue un diez.

No me detendré en realizar un repositorio, revista digital, blog, buscar apoyo interinstitucional, quitando el miedo a los estudiantes a sentirse capaces no solo de pintar o esculpir sino a escribir. Y a mí, quitarme el miedo a sentirme menos que un artista por saber escribir.

 

Ivonne Rueda
Quito, 1978
 
 
Tiene un título en Tecnología en Informática por la Universidad Católica del Ecuador en la ciudad de Ibarra y una ingeniería en Turismo.
Cursa la maestría en Ecoturismo en áreas protegidas.

Actualmente es docente y coordinadora en el Instituto Superior Tecnológico Daniel Reyes.

 

 
 
 

Visitas

003264359
Today
Yesterday
This Week
Last Week
This Month
Last Month
All days
567
3085
3652
3245824
47907
44717
3264359

Your IP: 35.175.201.191
2024-02-26 03:46

Contáctanos

  • homeLa autora Dorys Rueda, 13 de Febrero del 2013.
  • mailelmundodelareflexion@gmail.com
  • mapOtavalo, Ecuador, 1961.

Siguenos en