Por Ruth Moya
Narrador: Manuel Naula Yupanqui

 

“Según los quichuas el ají es como una persona, indispensable para realizar toda clase de actividades. Es lo que da fuerza y energía para realizar los trabajos fuertes.

Los grandes viajeros, los comerciantes, para su largo viaje siempre llevan consigo el ají entre los fiambres.

Cuando los viajeros están acompañados por el ají, los demonios, los ladrones y el mal aire no pueden hacerles nada, aunque vayan por lugares silenciosos y que causan temor.

En la sociedad quichua hay personas a las que no les gusta el ají. A una persona así se le considera como un gran mentiroso y un cobarde.

En las fiestas, después de las bebidas y comidas se usa con frecuencia el ají. Al comerlo, los hombres son considerados como sumamente fuertes”.

 

 
Portada:
http://samconet.pe/web/?page_id=100

Visitas

000579144
Today
Yesterday
This Week
Last Week
This Month
Last Month
All days
154
700
4585
569605
13288
22898
579144

Your IP: 54.92.142.198
2017-08-20 07:54

Contáctanos

  • homeLa autora Dorys Rueda, 13 de Febrero del 2013.
  • mailelmundodelareflexion@gmail.com
  • mapOtavalo, Ecuador, 1961.

Siguenos en