Por:Dorys Rueda

 

 EL TEMA

En la literatura, el tema recoge el pensamiento o sentimiento que transmite el escritor. El tema encierra a la idea o ideas principales de un texto.

Un camino fácil para llegar al tema podría ser el estudio de  los personajes. Analizar qué  hacen,  lo que no hacen,  lo que dicen,  lo que no dicen,  lo que defienden y lo que no defienden. Estudiar su carácter y sus  sentimientos, como el amor, la pasión, la crueldad,  la insurrección, el desengaño.

Cabe preguntarnos:

  • 1. ¿El tema tiene vigencia actual? 
  • 2. ¿Hay algún vínculo entre la estructura externa de la obra y el tema?     

  ACERCAMIENTO OBRA-LECTOR

 En este punto también conviene dialogar con el texto, preguntarnos:

 

¿Hay una empatía entre los personajes y el lector?

¿Qué subraya el escritor a través de este recurso?

¿Qué efecto me produce esta acción, esta actitud del personaje o este tipo de lenguaje?

EL CONFLICTO

El conflicto hace referencia a las fuerzas contrapuestas que hacen avanzar el desarrollo argumental del drama. Sin conflicto no hay teatro.

En la Tragedia griega el conflicto del protagonista suele ser, las más de las veces, consigo mismo y con las fuerzas de la naturaleza.

Conviene preguntarnos:

 ¿Cuál  es el conflicto en en esta obra que leo?

¿De qué manera el conflicto que enfrenta el protagonista complica y alarga la acción?

LAS ACOTACIONES

 Sirven de guía para la escenificación de la obra. Algunos autores describen con minuciosidad las escenas; otros son muy  parcos al momento de describirlas. Estas acotaciones son objetivas, pero pueden haber acotaciones escénicas que no lo sean tanto, porque, en cierto grado, expresan el punto de vista del dramaturgo.

 

EL TONO

 El tono es otro de los elementos, que nos permite ahondar en el texto literario.  Es la actitud emocional que se mantiene a lo largo de la obra, frente a diversos elementos: la historia, los personajes y el lector.

Hay tonos diversos: sombríos, nostálgicos, alegres, irónicos.

El tono puede mantenerse a lo largo de la historia, desde el inicio hasta el final. Pero puede combinarse con otro u otros (tono cómico /tono romántico). En estos casos, es preciso explicar cómo aparece cada uno, pues podría suceder que una tonalidad aparezca con más fuerza que la otra. Pero también, que ambos tonos aparezcan con la misma intensidad.

Hay textos, donde el tono evoluciona gradualmente, de más a menos o de menos a más. Por ejemplo, al inicio de la historia, un tono de felicidad y de júbilo; en el desarrollo, un tono nostálgico;   y en el desenlace, un tono depresivo.

LA INTENCIÓN DEL AUTOR

 Los sentimientos del autor, sus ideas y opiniones se encuentran diluidos en la amalgama de personajes y ambientes que forman una obra de teatro.

Mientras leemos, vale preguntarnos:

¿Qué intenta comunicar el dramaturgo en en esta obra?

¿Qué valores defiende?

¿Qué antivalores censura?

¿De qué manera influye la trayectoria del autor en la postura ideológica que plasma en su obra?

 
Es importante que toda afirmación que se vierta sobre el texto,  esté fundamentada por ejemplos concretos de la obra u  obras (en caso de comparación). Las referencias deben ser detalladas y escogidas para que validen los juicios. No vale correr el riesgo de incluir en el comentario ejemplos poco pertinentes, que más bien obstaculicen las ideas.
 
 
 

Portada: https://supapa2015.files.wordpress.com/2015/05/1297437256764_f.jpg

 

Visitas

000509373
Today
Yesterday
This Week
Last Week
This Month
Last Month
All days
176
627
1851
502454
15414
16410
509373

Your IP: 181.112.105.189
2017-05-23 10:34

Contáctanos

  • homeLa autora Dorys Rueda, 13 de Febrero del 2013.
  • mailelmundodelareflexion@gmail.com
  • mapOtavalo, Ecuador, 1961.

Siguenos en