Por: Dorys Rueda

La obra está estructurada en 24 cantos, que no corresponden a la obra original.  La división fue realizada por estudiosos de la antigüedad, en el  siglo II a.C.

ARGUMENTO

CANTO I: Se inicia con un prólogo corto, donde el poeta hace la invocación a la musa de la poesía, para que le ayude a contar la historia.  La peste inunda el campamento aqueo (griego). Calcas, el sacerdote, pronostica que mientras el rey Agamenón no libere a su esclava y la entregue al padre de ésta, la plaga no terminará. Agamenón se deshace de la esclava, pero toma para sí a Briseida,  la joven que los aqueos le habían dado a Aquiles. El Héroe deshonrado y sus hombres se retiran del campamento. Aquiles pide a su madre que implore justicia a Zeus. La diosa así lo hace y el dios apoya a Aquiles.

CANTO II: Zeus, por honrar a Aquiles, manda un sueño a Agamenón, haciéndole creer que había llegado la hora de enfrentar a los troyanos. Pero el rey decide probar la lealtad de los aqueos y por ello, les dice que todo está  perdido, que regresen a casa. Hera, esposa de Zeus,  envía a Atenea para pedirle  a Odiseo (Ulises) que detenga la desbandada de los griegos.

CANTO III: En el campo de batalla, Paris desafía a Menelao a duelo. El vencedor se quedará con Helena y se sellará la paz, entre aqueos y troyanos. Paris se salva, gracias a la intervención de Afrodita, su diosa protectora, quien le envuelve en una nube  y le lleva junto a Helena.  Menelao se declara ganador. Hay una tregua entre los bandos.

CANTO IV: Zeus convoca a los dioses a una reunión.  Hera consigue que Zeus provoque a los troyanos, para que éstos rompan la paz.  Para ello, Atenea, disfrazada de  guerrero, insta a Pándaro (troyano), para que hiera a  Menelao. Ante este hecho, Agamenón arenga a sus hombres y la batalla se reanuda.

CANTO V:       Diómedes, del bando de los aqueos, se destaca en la batalla. Hiere a Eneas (troyano), que es salvado por su madre Afrodita, a quien hiere en la muñeca.  Recibe el don de Atenea de reconocer a los dioses que están en el campo de batalla.  Ataca nuevamente a Eneas, pero esta vez, Apolo sale en su defensa.  Instigado por Atenea se enfrenta a Ares y lo hiere. Ares regresa al Olimpo, donde es curado. Las demás deidades también se retiran del campo de batalla.

CANTO VI: La contienda se da  sin dioses en el frente.  Héctor se dirige a la ciudad y le pide a su madre Hécabe que vaya al templo de Atenea y le ofrezca un sacrificio, para que la diosa saque a Diómedes de los muros de Troya. Atenea no acepta. Héctor recrimina a Paris para que regrese a la batalla. Se despide de su esposa Andrómaca y de su hijo, y vuelve  con Paris a la contienda.

CANTO VII:     Atenea, al ver cómo mueren los griegos, quiere intervenir, pero es detenida por Apolo (protector de los troyanos), quien le propone  hacer que Héctor desafíe a  los aqueos. Así sucede y  Ayax es elegido para enfrentarse con Héctor. La pelea es dura, pero es detenida por dos mensajeros de Zeus. Los Aqueos, mientras tanto, retiran los cadáveres y construyen una muralla para defenderse. Los troyanos proponen a los griegos una tregua. Además, devolver los tesoros de Helena, pero quedarse con ella. Los aqueos sólo aceptan la tregua.

CANTO VIII: Zeus reúne otra vez a los dioses, les prohíbe participar en la contienda. Mirando la batalla, toma la balanza de oro y en cada platillo pone los destinos de los aqueos y troyanos.  La muerte se inclina para los aqueos. Diómenes (aqueo) intenta matar a Héctor, pero Zeus lo evita, lanzándole un rayo. Hera y Atenea quieren favorecer a sus protegidos, pero Zeus las amenaza. En la noche, los troyanos acampan, cerca de los aqueos.

CANTO IX: Agamenón, afligido, propone el regreso.  Diómedes le increpa y se niega a hacerlo. Néstor aconseja al rey que envíe una embajada, con regalos,  para hacerle regresar a Aquiles. El rey incluso está dispuesto a devolverle a  Briseida. Aquiles se niega.

CANTO X: Mientras todos duermen, Agamenón Y Menelao se reúnen con los jefes aqueos. Néstor aconseja mandar un espía al campo troyano para ver qué planes tiene Héctor para el día siguiente. Diómedes se ofrece como voluntario, siempre que le acompañe Odiseo. Los troyanos también mandan un espía, Dolón, que es sorprendido por Odiseo, que le  obliga a decir la verdad. Dolón les cuenta que pueden  atacar por un extremo del campo troyano. Diómedes mata a Dolón y los aqueos acometen.

CANTO XI: Agamenón ataca los muros de Troya. Zeus le prohíbe a Héctor intervenir, mientras Agamenón no sea herido. El rey aqueo es herido por Coon, hijo del troyano Antenor, Héctor entra en la batalla. Paris hiere a Diómenes en el tobillo. Néstor  le pide a Patroclo, amigo y escudero de Aquiles, que hable con éste,  para que le deje usar su armadura y pueda confundir, así, a los troyanos.

CANTO XII: Héctor y sus hombres llegan al muro de los aqueos.
Una serpiente sangrante cae en el campo troyano. Polidamante aconseja no atacar a los aqueos, pero Sarpedón, hijo de Zeus y rey de los licios (troyano) consigue romper el muro. Ingresa Héctor.

CANTO XIII: Zeus se desentiende de los bandos, una vez que los troyanos han replegado a los aqueos hasta sus propias naves. Poseidón, indignado con Zeus, adoptando  la figura de Calcas, anima a los aqueos. Mueren muchos hombres del bando aqueo.  Héctor y Ayax (griego) comienzan a provocarse.

CANTO XIV: Agamenón nuevamente muestra su deseo de retirarse. Diómenes nuevamente le increpa su flaqueza. Hera engaña a Zeus para ayudar a los aqueos: lo seduce y le deja dormido. Luego, hace que  Poseidón ayude a los aqueos. Héctor es herido y se retira. Los aqueos acometen.

CANTO XV: Zeus se despierta y amenaza a Hera. Envía a Iris para que Poseidón deje de ayudar a los aqueos. Ares (dios troyano) se entera de la muerte de su hijo Ascálafo y quiere vengarse de los aqueos. Atenea le advierte que no lo haga, porque desatará la ira de Zeus.  Éste  insta a Apolo para que infunda nuevas fuerzas a los troyanos, quienes arremeten nuevamente.

CANTO XVI: Patroclo pide autorización a Aquiles para ir al combate al frente de algunos hombres. En el combate usa la armadura de Aquiles. Los troyanos confundiéndole,  huyen. Patroclo mata a Sarpedón, rey de Licia e hijo de Zeus. Apolo acude en ayuda de los troyanos y golpea a Patroclo. Éste es herido por  Euforbo, por lo que quiere regresar a las naves. Pero en su intento, Héctor le da muerte. Antes de morir, Patroclo pronostica la muerte de Héctor, a manos de Aquiles.

CANTO XVII: Menelao busca recuperar el cuerpo de Patroclo. Se enfrenta con Euforbo, a quien mata.  Héctor despoja a Patroclo de sus vestiduras y arrastra su cadáver por la ciudad. Luego, se coloca las vestiduras de Aquiles, desatando la furia de los aqueos, que, con refuerzos,  consiguen llevar el cuerpo a las naves. La victoria es de los troyanos.


CANTO XVIII: Aquiles se entera de la muerte de Patroclo y decide volver al combate para vengar a su amigo. Su madre Tetis le pide no hacerlo, hasta que ella le dé las armas que le fabricará Hefestos.  Cae la noche, los  troyanos se reúnen. Polidamante cree que deben refugiarse tras los muros de Troya, pero Héctor piensa que es mejor en campo abierto.


CANTO XIX: Aquiles, con las nuevas armas, regresa al campamento aqueo. Allí habla con Agamenón, depone su ira y se reconcilia con éste. Agamenón le entrega a Briseida y  los presentes que le había ofrecido.


CANTO XX: Zeus se reúne con los dioses, porque teme que Aquiles  pueda quebrantar la muralla de Troya, en contra de lo que el destino había pronosticado. Permite que los dioses intervengan en la batalla, según  sus simpatías. Hera, Atenea, Poseidón, Hermes y Hefestos descienden para ayudar a los griegos. Ares, Apolo, Artemisa y Afrodita se ponen del bando de los troyanos. Héctor intenta matar a Aquiles, pero Atenea lo salva. Aquiles intenta matar a Héctor, pero Apolo lo impide.


CANTO XXI: La batalla se da junto al río Escamandro, que se cubre de sangre.  El río-dios le  pide a Aquiles no echar más cadáveres en sus aguas y  combatir en el llano. Aquiles se desentiende, despertando la ira del río que no lo mata, por la intervención de Atenea y Hefestos. El combate se instala en el llano. El resto de los dioses pelean entre ellos, unos a favor de los aqueos y otros, a favor de los troyanos. El rey Príamo autoriza  abrir las puertas de la ciudad, para que sus hombres se refugien tras sus muros. Apolo lo ayuda. Adopta la figura de Agenor, para que Aquiles le persiga y así los troyanos puedan ingresar a la ciudad.


CANTO XXII: En la huida de los troyanos, Héctor queda afuera de la muralla.  Príamo, Hécuba y Andrómaca, desde lo alto, le piden que entre, que no espere a Aquiles. Héctor divisa a Aquiles y se entabla la contienda entre los dos caudillos. Aquiles da muerte a Héctor y luego, con crueldad, arrastra su cuerpo por las naves aqueas, ante la mirada de los reyes troyanos y de la esposa de Héctor.


CANTO XXIII: Aquiles, de regreso a las naves, ordena encender la pira, donde se incinerará el cuerpo de su amigo. Al día siguiente, se celebran juegos atléticos en honor a Patroclo.


CANTO XXIV: Cada amanecer, Aquiles amarra el cuerpo de Héctor y lo arrastra alrededor del armazón fúnebre de Patroclo. Apolo, al ver esta escena, pide clemencia a  Zeus. Los dioses discuten si Aquiles debe o no entregar el cadáver.  Zeus furioso, pide a Tetis que interceda ante su hijo, para que entregue el cuerpo de Héctor, que estaba incorrupto, porque Afrodita le había untado un néctar especial. Zeus envía  a Iris a hablar con Príamo, para que éste se  presente ante Aquiles, llevándole presentes.  Hermes escolta a Príamo. El rey troyano, de rodillas le ruega a Aquiles que le devuelva el cuerpo de su hijo. Aquiles acepta. También le solicita una tregua de 12 días, mientras duran los funerales de Héctor. Aquiles acepta. El rey Príamo regresa a la ciudad y el canto termina con los actos fúnebres, en honor a Héctor.

 
Portada:
https://es.slideshare.net/guestc4fc0e4/la-iliada-1472927
http://adamwee.deviantart.com/

Visitas

000683344
Today
Yesterday
This Week
Last Week
This Month
Last Month
All days
97
971
5913
670490
14647
29641
683344

Your IP: 54.167.44.32
2017-12-16 06:58

Contáctanos

  • homeLa autora Dorys Rueda, 13 de Febrero del 2013.
  • mailelmundodelareflexion@gmail.com
  • mapOtavalo, Ecuador, 1961.

Siguenos en