Por: Manuel Espinosa Apolo

 

Para los indios y chagras de las provincias del centro y norte de la Sierra, al Arco Iris, llamado en quichua Cuichi, posee un carácter maléfico.

Hay quienes piensan que es una bella y tentadora cinta del Diablo, puesto que su luz y color maravillan y hechizan. Así se cree que es una fuerza dañina y al mismo tiempo demasiada atractiva.

Cuando los caminantes penetran en él, beben el agua donde ha aparecido o pisan la huella de aceite que suele dejar en el piso, contraen una misteriosa enfermedad que los vuelve tristes, pálidos y flacos.

La energía del Arco Iris es tan nociva que si se le señala con el dedo, éste se pudre, y cuando se posa encima de una casa, irremediablemente la mala suerte se cierne sobre sus habitantes.

Al pie del Arco Iris suele aparecer unos cerditos blancos que juguetean sin cansarse.

Otras veces, el Arco Iris se presenta en forma de ovillos de lana de colores y, generalmente, como un hombre con un pañuelo colorado que enamora a las mujeres en las quebradas y en las plantas de espino, donde se deja ver al mediodía o a las seis de la tarde.

El Arco Iris se siente fuertemente atraído por aquellas mujeres que acostumbran a vestirse de rojo, y a veces con ellas procrea hijos, que nacen con el pelo de siete colores.

 

Criaturas y lugares míticos del Ecuador, Grupo Editorial Norma, 2007.

 

Portada: https://es.dreamstime.com/foto-de-archivo-paisaje-con-el-arco-iris-en-pared-quebrada-image56917316

 

Visitas

001610077
Today
Yesterday
This Week
Last Week
This Month
Last Month
All days
1365
1549
8136
1583531
41995
81579
1610077

Your IP: 54.36.148.169
2020-09-18 23:32

Contáctanos

  • homeLa autora Dorys Rueda, 13 de Febrero del 2013.
  • mailelmundodelareflexion@gmail.com
  • mapOtavalo, Ecuador, 1961.

Siguenos en