Recopilación y Transcripción: Patricia Cajas
Junio, 2018
 

En mayo de 1995, me encontraba cursando el sexto curso del Bachillerato, tenía 17 años. Al llegar el paseo de fin de año, como era  tradición en los colegios de Quito, viajamos a Tonsupa.

Nunca me ha gustado dormir con la puerta de la habitación abierta y sin seguridad. El paseo no iba a ser la excepción. Puse seguro en la puerta durante los tres días que permanecimos en Tonsupa.

Nos ubicamos ocho personas en una cabaña. En mi habitación había dos camas literas, es decir, el dormitorio lo compartíamos cuatro personas.

Una noche, mi mejor amiga y yo estábamos conversando, mientras el resto de ´las chicas ya se habían dormido. Cerca de las 11:30 sentimos algo raro:  un silencio sobrecogedor nos envolvió y eso era muy extraño, pues durante las noches se escuchaba la brisa,  el cantar de animalitos como sapos o grillos y el golpe de las olas al romper en la orilla. Pero en ese momento, todo se convirtió en silencio. Sentimos escalofrío y miedo, pero no sabíamos por qué. De pronto, oímos, a lo lejos, una especie de respiración, como cuando un perro está cansado de correr. Poco a poco esa respiración estaba más cerca y nuestro miedo se intensificó.

Mi amiga estaba en la cama superior y bajó la mano hacia mí, yo le tomé la mano y lo único que se nos ocurrió fue rezar. La respiración estaba más cerca, estaba ya detrás de la puerta de la habitación. La chapa de la puerta empezó a moverse, pero como estaba cerrada con seguro, no se abrió. No recuerdo cuántas veces rezamos el “Padrenuestro”, finalmente sentimos, de manera inmediata, que, así cómo se fue el sonido, regresó y el ser que respiraba incesantemente se alejaba a medida que el sonido se aclaraba.

Mi amiga y yo nunca hablamos a nadie sobre este hecho, tal vez por miedo o porque hasta a nosotras nos parecía increíble, cuando lo comentábamos.

El tiempo pasó. Casi diez años después, mientras limpiaba y organizaba mi oficina en el trabajo, me llamó la atención un pequeño folleto que contenía las leyendas de Esmeraldas. Al leerlas, encontré un relato que narraba una historia muy parecida a la que nos sucedió a mi mejor amiga y a mí.

 

Portada: http://es.starwars.wikia.com/wiki/Archivo:Night_Spirit.jpg

Visitas

001692247
Today
Yesterday
This Week
Last Week
This Month
Last Month
All days
82
1508
2663
1679740
29511
37904
1692247

Your IP: 114.119.142.189
2020-11-24 00:44

Contáctanos

  • homeLa autora Dorys Rueda, 13 de Febrero del 2013.
  • mailelmundodelareflexion@gmail.com
  • mapOtavalo, Ecuador, 1961.

Siguenos en