Marco Tamayo
Informante oral: Rosa María Erazo Inapanta
Recopilación: Dorys Rueda
Enero, 2018
 

Todo pasó una noche en el actual sector de la Rumiñahui. Una vez como siempre, mi papá se fue a trabajar, pero ya se acababa el día y él no regresaba. Mi mamita, al ver que eran las diez de la noche, dijo: -Tu papá no viene, vamos a buscarle-. Yo le dije que no,  que esperáramos. En ese momento, empezamos a escuchar un silbido: era el silbido de papá. Mamá entonces me dijo que fuera a ver a papá, porque estaba silbando, que ya había pasado la hacienda de abajo.

Salí con mi hermano Segundo, pero mi papá no asomaba.  Mi hermano se me adelantó y pasó un puente, adentrándose en la zona de la quebrada, donde actualmente está ubicado el sector de la Rumiñahui.

Segundo me dijo: -No hay papá, no hay papá-. Espió para el lado de la quebrada y vio que mi papá estaba cerca de ahí, parado en el borde de la quebrada, yéndose a caer para adentro. Empezó a gritarle:    -Papá, papá, qué vas a hacer, no te muevas-.  Mi papá regresó a ver y dijo: -Es que tu mamá me jala, tu mamá me jala a la quebrada. En ese momento, comprendimos todo. No era a mi mamá a quien mi papá veía, sino a la viuda, a la yumba que así le decían.

La viuda era conocida por aparecerse y llevarse con ella  a los chumados y como mi papá estaba chumado, le estaba llevando al hueco. Mi hermano corrió y le jaló a mi papá, diciéndole: -Va a caerse a la quebrada, venga. Y mi papá le respondió: -No, no, porque tu mamá me está jalando para acá adentro. Después de los jalones de Segundo, mi papá reaccionó y salió de allí. Así pudimos llevarle a la casa. Si no fuera por mi hermano, la yumba le hubiera botado en la quebrada.

Portada: https://www.pinterest.com/pin/557179785118284644/?lp=true

 

Visitas

002162394
Today
Yesterday
This Week
Last Week
This Month
Last Month
All days
1628
931
3473
2151949
21062
39154
2162394

Your IP: 3.236.232.99
2021-10-19 14:29

Contáctanos

  • homeLa autora Dorys Rueda, 13 de Febrero del 2013.
  • mailelmundodelareflexion@gmail.com
  • mapOtavalo, Ecuador, 1961.

Siguenos en